El "Copyright" y la cultura del remix

 Imagen por  Sabina Indira

Imagen por Sabina Indira

Escrito por Alejandro Ricaño

Cuando las grandes corporaciones capitalistas descubren que no sólo de la materia física se pueden obtener ganancias monetarias comienzan una serie de crecimientos tecnológicos, económicos, culturales y sociales. Sin embargo, la evolución de normas sobre la regularización de materia intangible no crece a la par y es cuando los problemas se destapan sin control de manera repentina.

Alguien, en algún momento de la historia pensó que las ideas se podían patentar como material intelectual, esto quiere decir que la persona que gesta la idea, tendrá derechos reservados sobre el material y podrá hacer con ella lo que quiera. Las personas que quisieran hacer uso de la “idea” patentada tendrían que tener algún tipo de autorización del autor, de lo contrario el uso de este material sería de carácter ilícito y pues por muy increíble que sonara, esto se trataría de un ROBO.

Con el paso de los años en el siglo XX, las normativas y los organismos encargados de resguardar la propiedad intelectual fueron madurando y creciendo. Las grandes corporaciones se hacían del material creativo de los artistas (Música, películas, imágenes, etc.)  y vendían el producto teniendo casi todo el control de éste y la sociedad lo consumía pagando por el material. Sin embargo, estas corporaciones jamás esperaron que el nacimiento de la internet diera un giro de 360º en la adquisición de material.

Las personas como agentes consumidores, empezaron a tener un intercambio de productos sin un intermediario que les cobrara por el consumoy fue cuando las autoridades se percataron de que el crecimiento desmedido de la red se había salido de sus manos. Las personas comenzaron a intercambiar de manera cotidiana archivos en la red sin tener la menor idea de que lo que estaban haciendo estaba “mal”.  Es ahí donde entra un dilema, ya que al momento de crearse “internet” los parámetros éticos nos existían. Podríamos considerar que de primera instancia la red se creó para el libre intercambio de ideas, archivos. Las cosas de internet se deben de compartir pues son de domino público. Una especie de comunismo intelectual, donde toda la información es de todos y cualquier persona con una computadora y acceso a internet pudiese tener acceso a lo que quisiera.

Este “descontrol”  desde la visión capitalista tenía que parar. Las corporaciones y el mismo gobierno comenzaron a regular de manera desmedida las interacciones de las personas con internet, la gran ironía es que los autores intelectuales de las obras que se consumían de manera ilegal no eran precisamente los que demandaban a las personas si no las industrias capitalistas.

Ahora internet es una sociedad reflejo de lo que somos, tarde o temprano entra la posibilidad de que termine siendo reprimida y censurada. Mientras el capitalismo sea el sistema económico que nos gobierne, el internet tendrá el mismo carácter capitalista, con normativas y prohibiciones, con grandes empresas haciendo dinero con la creatividad para después poder venderlas, ¿el “CopyRight” llegó para quedarse?

Fuente: Película Remix manifiesto.